Es un hecho que el síndrome del intestino irritable afecta a millones de personas en todo el mundo. Las personas que padecen esta condición suelen tener una vida complicada debido a la gran cantidad de síntomas que se pueden presentar como; diarreas repentinas, dolor abdominal, dolor para ir al baño, gases frecuentes, sangrados, entre otros.