Lo primero que debes hacer – si aún no lo has hecho – es ver a tu médico y asegurarte de que tienes el sindrome del intestino irritable y que tus problemas de salud no tienen que ver con otra cosa. Si ya has confirmado que si estas padeciendo de este mal, entonces debes leer